Esta estación no es operativa por el momento

laptopbottomfeedhungerstrikeoutside

Wednesday, March 11, 2009

>Inserte lugar común literario fúnebre aquí<

Hubo alguna vez un hobbit en un agujero....mas bien, un artista en un parque.

Recuerdo que hacía malabares, era tragafuegos, cantaba en latín y era monarquía en lugares jamás escuchados.

Recuerdo que si le quitabas el bastón, el gorrito y el bigote chistoso lo que dejabas era un niño flaquito, pálido y muy, muy frágil.

Una tarde lo llevamos al café modelo, pidió muchos helados, pidió tantos que los dueños le regalaron un sánduche con queso fundido. Y después de eso, pidió más helados.

Se indignó cuando algún desatinado llamó a Borges "pobre ciego".

Fue el cronopio en la recreación audiovisual del cuento de la flor y el cronopio. Fue absolutamente perfecto.

Esperaba conmigo, ansioso, el retorno de Grima a su casa para enseñarle al muy cabrón un poco de educación, y el significado de la frase "me duele la vena cava".

Festejó conmigo cuando regalaron en el parque sopas individuales. Con crutones.

Me enseñó algunos trucos de malabares.

Lo recuerdo fumando palosanto en el parque. Siempre siento algo raro en las navidades, cuando asoma de nuevo el olor a palosanto, y ahora será aún más raro.

Se fue con nosotros al Puyo. Se sentó junto a la negrita a conversar de todo, y por un momento recuerdo haber abrigado esperanzas con mis camaradas de que fueran pareja. Tal vez era obvio para cualquiera con 2 neuronas funcionando que eso no debía ser así, pero nadie me quita que hubiera sido genial si se hubiera dado.

Lo que no puedo recordar por mucho que me esfuerzo es alguna conversación coherente, mundana con él. "Hola, como estás" "bien, y vos" "bien también". Nada que se le asemeje o acerque siquiera. Aparentemente las reglas de intercambio social estándar no se aplicaban o no se podían aplicar con él. Todos los involucrados sabíamos de una forma o de otra que ese algo que saludábamos y veíamos bailando como saltimbanqui de aquí para allá era solo la proyección de algo más que no se podía incluir en este mundo.

Lejos estaba yo de saber que el lo sabía mejor que nosotros, y que había planificado por una década entera su salida, la retirada silenciosa de ese poco que le era permitido compartir con nosotros.

¿Mencioné que era flaco como el solo? Lo vi consumir helado tras helado esa tarde, y nunca engordaba, así como parecía que tanta inmundicia y normalidad con la que se veía forzado a convivir a diario nunca dejaba algun rastro en el.

Al calor de los recientes sucesos, no se si algo de ello fue real. Me causa enorme pereza aplicarle alguna religiosidad al asunto, pero al menos me permitiré reflotar algo que hace no mucho leí en un sutra, una explicación hasta pícara que daba el Siddharta Buda sobre la existencia de la vida y la muerte.

Según esa historia, los hijos de un famoso médico se negaban a aplicarse un complejo tratamiento para curarse de una enfermedad crónica. Así que el médico decidió engañarlos pretendiendo que se iba en un largo viaje, y que en ese viaje sufría un mal que lo dejaba agonizante, pidiendo como último deseo a sus hijos que se hicieran el tratamiento. Y una vez que se curaron, el médico volvió para pedirles disculpas.

De acuerdo al Buda, el universo nos engaña de la misma forma con el ciclo de la vida y la muerte para que aprendamos de nuestra experiencia y encontremos la iluminación y la paz.

Yo me siento exactamente así, engañado por su vida y engañado por su muerte.

De alguna forma convencido por estos sucesos, he decidido que tomaré los 3 refugios en mi cumpleaños. Nunca habían tenido tanto sentido las enseñanzas del budismo como hoy, como en este instante.

También te conocí poco flaco, como al Jesús de los tristes clérigos de ferreterías en Cotacachi, controles remotos y discursos hipócritas. Será agradable si te vuelvo a encontrar. Tal vez entonces podamos tomar té y baklavas con la Vale sin que te vayas corriendo.

7 Comments:

  • At 10:31 AM, Blogger Albián Pinzón said…

    lo más interesante de vos, y no sé desde cuándo es que pasa, es que nunca eres inadecuado, y ni te esfuerzas por ser adecuado

    respecto de mi exigencia de comentos, mi respuesta está en mi propio blog... además de que hay una historia pendiente... ya vas a ver, muajajajajajaja

     
  • At 11:26 AM, Blogger Fallen said…

    hermoso!!...
    Es la unica palabra q se atrevio a arrivar a mi mente enestos pequenios trozos de minuto.. como le decia al sou.. grandiosamente el aire se percibe mas puro!!..
    Lo triste es q solo en estos momentos damos cierta importancia a las cosas q comartimos con los amigos.. pero asi aprendemos
    te quiero amigo

     
  • At 2:07 PM, Blogger Ludovico said…

    Lo que se puede decir es que aprendimos la belleza de lo impredecible con el

     
  • At 7:20 PM, Blogger Albián Pinzón said…

    Yo: "era parte de la parafernalia en la que se envolvia ser Conde de un país que no existía"

    -Yo, respecto del Andrés Martín Castro, Conde de Krutoi

    Tati: citas tu propia frase
    en realidad es gran frase

    Yo: asias

    creo que con esa frase puedo estar tranquilo de ostentar el titulo de pana del Martín

    Tati: todos han hecho un gran trabajo de homenaje

    Yo: yesh

     
  • At 7:39 AM, Blogger Schwa said…

    Yo tb escribí una cosita, ojalá les guste.

     
  • At 10:12 PM, Blogger Fillo&Spike said…

    lo unico lamentable, es no haber podido conocerlo mas. Resultado logico de reflexionar en esto toda la semana, resulto que hasta mi papa lo habia conocido y era amigo de el.

    Supongo q lo mejor q puede hacer alguien en vida, es dejar grandes huellas, ya sea por sus logros o en los corazones de sus amigos.. y aunque eventualmente todo vaya a dar a la nada, haberlo hecho lo mejor posible

     
  • At 5:30 PM, Blogger Miguel said…

    Hola a todos quiero compartir con ustedes un pequeño homenaje que he hecho para Andrés:

    http://www.youtube.com/watch?v=1uYwy2K36qM&feature=channel_page

    Miguel

     

Post a Comment

<< Home